Bien Familiar. Declaración y Desafectación

¿Qué es un bien familiar?

Es aquel bien afectado por limitaciones en su administración y disposición a fin de proteger a la familia o núcleo familiar.

La ley es la encargada de establecer que bienes pueden ser afectados. También la ley se encarga de establecer como se desafectan los bienes familiares.

 

Características de los bienes familiares

  1. Es optativo. Opera a petición o solicitud de parte. Es decir, no opera automáticamente. Lo mismo ocurre con la desafectación del bien familiar.
  2. Independencia del régimen matrimonial. El hecho de encontrarse casado en sociedad conyugal, separación de bienes o participación en los gananciales no tiene relevancia.
  3. Solo ciertos bienes pueden ser afectados. Bienes corporales o incorporales que permitan la existencia del grupo familiar.
  4. No implica la modificación del dominio del bien. Es decir, el dueño del bien declarado familiar no cambia, sino que se ven restringidas algunas facultades del dominio. Facultades como la administración y disposición.
  5. Establecidos por normas de orden público. Es un derecho que no puede ser objeto de renuncia.

Bienes que pueden ser declarados familiares

Existen tres tipos de bienes que pueden ser declarado bien familiar:

  1. Inmueble que sirva de residencia principal a la familia.
  2. Muebles que guarnecen el hogar.
  3. Derechos o acciones en sociedades

A continuación, veremos uno por uno.

Inmueble residencia principal de la familia

Según el artículo 141 del Código Civil en su inciso 1° podrá afectarse como bien familiar:

“(…) el inmueble de propiedad de cualquiera de los cónyuges que sirve de residencia principal a la familia”

Como se puede apreciar, la ley habla sobre el inmueble ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que se excluye la posibilidad de afectar múltiples viviendas. Es solo uno.

Otro requisito impuesto por la ley es que el inmueble sea propiedad de uno o de ambos cónyuges, es decir, no opera respecto a viviendas arrendadas o con usufructo vitalicio.

En tercer lugar, la ley exige que el inmueble sirva de residencia principal a la familia. En consecuencia, donde residen de forma permanente, excluyéndose las casas de veraneo.

Muebles del hogar o vivienda

El mismo artículo 141 del Código Civil señala que los muebles que guarnecen la residencia podrán ser declarados bien familiar. Es el único requisito exigido respecto a los bienes muebles.

Que guarnecen el hogar quiere decir que lo equipan de forma necesaria para que este sea habitable. Todo esto acorde al estatus social de las personas que lo integran.

Acciones o Derechos en Sociedades

El Artículo 146 del Código Civil señala que lo previsto respecto a los bienes familiares, se aplica igualmente a los derechos o acciones que los cónyuges tengan en sociedades propietarias del inmueble que sea residencia principal de la familia.

Procedimientos de declaración de bien familiar

En este apartado explicaremos los procedimientos para afectar un bien familiar. Igualmente explicaremos el procedimiento de desafectación del bien familiar.

Afectación de bien familiar

Existen dos formas o procedimientos para afectar un bien familiar, estos son:

  1. Declaración judicial de bien familiar.
  2. Declaración voluntaria.

A continuación, los explicaremos de forma separada.

Afectación judicial de bien familiar

Este procedimiento se sigue ante un Juez de Familia. Sigue las reglas del denominado procedimiento ordinario. Es decir, se encuentra dividido en audiencia preparatoria y de juicio. Asimismo, requieres de un abogado para presentar la solicitud o demanda.

Una vez interpuesta la demanda por un abogado de familia se citará a las partes a la audiencia preparatoria. Si no hubiera oposición del demandado, el juez resolverá en la misma audiencia.

Si hubiera oposición o en caso de que faltaren antecedentes se cita a una segunda audiencia, la audiencia de juicio.

Por último, hay que aclarar que este procedimiento solo puede ser utilizado para declarar como familiar la residencia principal y los bienes que guarnecen el hogar.

Afectación provisoria del bien familiar

La ley establece de forma expresa que la sola interposición de la demanda transforma el bien en familiar. Ahora bien, esta es una afectación provisional. Es decir, debes seguir adelante con el proceso y conseguir sentencia favorable, momento en el cual se transformará en afectación definitiva.

Afectación por declaración unilateral solemne

Este procedimiento se sigue en caso de que la residencia principal sea propiedad de una sociedad. Es decir, en el caso de acciones y derechos de uno de los cónyuges.

El procedimiento consiste en una declaración realizada por cualquiera de los cónyuges en una escritura pública.

Dependiendo del tipo de sociedad habrá que realizar otro tramite adicional. En las sociedades de personas se debe anotar al margen de la inscripción social. En las sociedades de acciones en el registro de accionistas.

Efectos de la afectación

El Artículo 142 del Código Civil establece los efectos de la declaración del bien familiar.

Señala que no se podrán enajenar o gravar voluntariamente (vender, ceder, donar, hipotecar, prendar), sino con la autorización del otro cónyuge. Tampoco se podrá arrendar, dar en comodato o cualquier otro acto que conceda derechos personales, uso o goce del bien.

Lo mismo ocurre respecto a las acciones o derechos, se requerirá la voluntad de ambos cónyuges para realizar actos de accionista o socio sobre el bien.

Constitución de derechos de usufructo, uso o habitación

Este es otro tipo de afectación sobre un bien familiar.

Consiste en que el Juez de Familia constituya en favor del cónyuge no propietario alguno de los siguientes derechos:

  • Derecho de usufructo.
  • Derecho de uso o habitación.

En su constitución se tomará en cuenta el interés de los hijos y la capacidad económica de los cónyuges.

Esta constitución no afectara a los acreedores que tuviera el propietario al momento de constitución. Es decir, no es un procedimiento que sirva para eludir deudas. Tampoco estos derechos podrán ser embargados por los acreedores del cónyuge no propietario.

Desafectación del bien familiar

La desafectación o alzamiento del bien familiar puede ser de dos tipos:

  1. Por acuerdo
  2. Judicial

Desafectación por acuerdo

Basta el simple acuerdo entre ambos cónyuges. En casos de inmuebles o de las acciones y derechos deberá realizarse por escritura pública.

Desafectación judicial del bien familiar

Esto debe realizarlo un abogado. Deberá presentar una solicitud ante un Juez de Familia.

Debe fundarse en que el bien declarado familiar ya no tiene esa destinación. Es decir, que no se cumple con los requisitos ya señalados para afectar al bien.

¿Quién puede solicitar la desafectación?

En caso de matrimonio debe solicitarlo el cónyuge propietario.

En caso de matrimonio declarado nulo, divorcio o fallecimiento puede solicitarlo el propietario del bien o sus herederos.

Bien familiar y divorcio

Como señalamos, la declaración de bien familiar requiere la existencia de matrimonio.

Al respecto existen dos preguntas:

  1. ¿La desafectación es automática?
  2. Es suficiente el divorcio para desafectar el bien

Respecto a la primera pregunta la respuesta es no. Se requiere la solicitud o acuerdo de desafectación.

Respecto a la segunda, la respuesta no es clara. Hay sentencias en ambos sentidos, en consecuencia, dependerá de los antecedentes y del criterio del juez.

Preguntas frecuentes

Una parte de la doctrina ha estimado que podría entenderse que un vehículo guarnece el hogar. Especialmente teniendo en consideración los accesos al sector donde se encuentre ubicada la vivienda. Si se encuentra alejada de una zona urbana perfectamente podría entenderse que equipa el inmueble. Es decir, depende de la necesidad del bien. No todo mueble del hogar será considerado familiar.

En el fondo dependerá de los fundamentos y circunstancias de cada caso particular.

La autorización para realizar actos sobre el bien familiar debe ser por escrito o por escritura pública si el acto lo requiriere. La otra opción es que ambos cónyuges intervengan directamente en el acto o contrato.

En estos casos se puede solicitar al Juez de Familia que cite al cónyuge a una audiencia. En caso de que la negativa no sea justificada podría autorizar el acto o contrato sobre el bien familiar.

Si, se puede.

La ley al respecto no establece una exclusión, es decir, el bien familiar no se considera inembargable.

Lo que si establece es un beneficio de excusión.

¿Qué quiere decir esto?

Quiere decir que uno puede oponerse al embargo solicitando que el acreedor se dirija en principio contra otros bienes del demandado.

Si estos no fueren suficientes se podría embargar el bien familiar.

Si y no. Como dijimos, la facultad del dueño se ve limitada. En consecuencia, requeriría autorización del otro cónyuge.
Si el bien ya se encontraba hipotecado al momento de afectarlo como bien familiar, esta hipoteca subsiste y tiene plena validez.

¿Necesitas un abogado?

Envíanos un correo a [email protected] o completa el siguiente formulario, te responderemos a la brevedad.

Nuestros abogados tramitan en toda la Araucanía.

¿Te pareció útil este articulo?

Siéntete libre de compartirlo:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

¿No hemos resuelto todas tus dudas?

No te preocupes. A continuación, puedes realizar las preguntas que estimes pertinentes.

Consulta y comenta!

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribete  
Notificar a