Medidas de protección

Las medidas de protección son ciertas medidas dispuestas para garantizar la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Su aplicación y procedimiento se encuentra regulado en la Ley 19.968 que crea los Tribunales de Familia.

medida de protección de niños, niñas

El procedimiento de protección

 

El artículo 68 de la Ley 19.968 establece el objetivo de este procedimiento:

“[…] adoptar las medidas de protección jurisdiccionales establecidas en la ley, tendientes a la protección de los derechos de los niños, niñas o adolescentes cuando éstos se encontraren amenazados o vulnerados”.

Las medidas de protección se aplican tanto para evitar un daño a los derechos del niño, niña o adolescente, como también para restaurar la situación de este si sus derechos ya se han visto vulnerados.

¿Quién puede iniciar este procedimiento?

Este procedimiento no requiere formalidad alguna para su inicio, y puede ser iniciado por cualquiera de las siguientes personas:

  • El niño, niña o adolescente;
  • Sus padres;
  • Las personas que lo tengan bajo su cuidado;
  • Los profesores o director del establecimiento educacional a que asista;
  • Los profesionales de la salud que trabajen en los servicios en que se atienda;
  • Los profesionales del Servicio Nacional de Menores;
  • Cualquier persona que tenga interés en ello.

La opinión de los niños, niñas o adolescentes

El artículo 12 de la Convención de los Derechos del niño, establece la obligación de garantizar a todo niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio, su derecho a expresar libremente su opinión en todos los asuntos que le afecten, debiendo tenerse en cuenta dichas opiniones, en virtud de su edad y madurez. A continuación, establece la obligación de dar oportunidad al niño de ser escuchado en todo procedimiento administrativo o judicial que le afecte.

Esta norma ha sido replicada por la Ley de los Tribunales de Familia en su artículo 69, señalando respecto a este procedimiento que el juez “(…) tendrá debidamente en cuenta las opiniones de los niños, niñas o adolescentes, considerando su edad y madurez”.

Medidas cautelares del procedimiento de protección

La ley se encarga de detallar aquellas medidas cautelares especiales que pueden aplicarse en este procedimiento de protección e incluso antes de su inicio.

Estas son:

  • Entrega inmediata del niño a los padres o a quienes tengan legalmente su cuidado;
  • Confiarlo al cuidado de una persona o familia en casos de urgencia, caso en el que se preferirá, a los parientes consanguíneos o a otras personas con las que tenga relación de confianza;
  • El ingreso a un programa de familias de acogida o centro de diagnóstico o residencia, por el tiempo que sea estrictamente indispensable;
  • Disponer la concurrencia de los niños, niñas o adolescentes, sus padres, o las personas que los tengan bajo su cuidado, a programas o acciones de apoyo, reparación u orientación, para enfrentar y superar las situaciones de crisis en que pudieren encontrarse, e impartir las instrucciones pertinentes;
  • Suspender el derecho de una o más personas a mantener una relación directa y regular con el niño, niña o adolescente, sea que hayan sido establecidas por resolución judicial o no lo hayan sido;
  • Prohibir o limitar la presencia del ofensor en el hogar común;
  • Prohibir o limitar la concurrencia del ofensor al lugar de estudio del niño, niña o adolescente, así como a cualquier otro lugar donde éste o ésta permanezca, visite o concurra habitualmente. Si asisten al mismo establecimiento, el juez adoptará medidas tendientes a resguardar los derechos de aquéllos.
  • Internación en un establecimiento hospitalario, psiquiátrico o de tratamiento especializado, en la medida que se requiera de los servicios que éstos ofrecen y ello sea indispensable frente a una amenaza a su vida o salud;
  • La prohibición de salir del país para el niño, niña o adolescente sujeto de la petición de protección.

Audiencias en las medidas de protección

En principio el procedimiento se divide en dos audiencias, la preparatoria y la de juicio.

Decimos en principio porque es probable que estas se suspendan y vuelvan a reagendar a lo largo del procedimiento, aumentando el número de audiencias.

Audiencia preparatoria

A esta audiencia se citará al niño, niña o adolescente, a sus padres, a las personas a cuyo cuidado esté, y a todos quienes puedan aportar antecedentes para una acertada resolución del asunto.

En dicha audiencia se informará a las personas presentes el motivo de su comparecencia, sus derechos y deberes, asimismo responderá dudas e inquietudes que surjan en su desarrollo.

En esta audiencia el juez indagara sobre la situación actual del niño, niña o adolescente y sobre la existencia de hechos que pongan en riesgo a los niños, niñas o adolescentes.

Se le dará el derecho a los presentes para que expongan lo que estimen conveniente y una vez oídos, el juez podrá dictar de inmediato sentencia, siempre que contare con todos los elementos probatorios necesarios, salvo si estima procedente disponer como medida el ingreso del niño, niña o adolescente en un Centro de Tránsito o Distribución, hogar substituto o un establecimiento residencial por cuanto en tal caso deberá citar a audiencia de juicio.

Asimismo, deberá citar a audiencia de juicio en caso de que no tenga en su poder los suficientes antecedentes, debiendo precisarse en esta audiencia que pruebas serán rendidas en la respectiva audiencia de juicio.

Audiencia de juicio

Esta tiene por objetivo recibir la prueba ofrecida en la audiencia preparatoria a fin de que el Juez se forme convicción sobre los hechos.

Por lo general en estos procedimientos la prueba más relevante es la prueba producida por un perito, existiendo tribunales en los que incluso la prueba testimonial no es admitida.

La sentencia en las medidas de protección

La sentencia fundamentará la conveniencia, necesidad y proporcionalidad de la medida que se adopte, junto con indicar los objetivos que se pretenden cumplir con ella, como asimismo el tiempo de duración de esta medida o medidas, por lo general tendrá un carácter similar a las medidas cautelares especiales, ya señaladas con anterioridad.

La sentencia se pronuncia de forma oral al concluir la audiencia de juicio y es apelable.

Preguntas frecuentes sobre las medidas de protección

El tribunal competente para conocer las medidas de protección es el Tribunal de Familia, o en Juzgado de Letras de competencia común.

Como señalamos no existe formalidad alguna para iniciar este procedimiento, se puede iniciar por denuncia como asimismo por demanda.

La ventaja de iniciarlo por demanda mediante un abogado es definir de forma correcta los hechos relevantes y derechos vulnerados, muchos procedimientos no prosperan o se ven agravados por no contar con asistencia de un abogado.

Puedes encontrarlas al inicio de este artículo, bajo el nombre de medidas cautelares especiales.

Es importante que sepas que estas pueden aplicarse en cualquier estado del procedimiento, incluso antes de su inicio. 

No, como ya hemos señalado se pueden solicitar en cualquier estado del juicio. 

La duración será establecida por el Juez, sin embargo, jamás podrá extenderse por más de noventa días.

En cuanto a la duración de la medida de protección dictada por sentencia el tiempo es variable, es común que la medida sea renovada si no se han logrado los avances esperados.

¿Necesitas un abogado?

Contactanos a nuestro correo [email protected] o completando el siguiente formulario:

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Aún tienes dudas?

Haz tus consultas a continuación, uno de nuestros abogados intentara resolverla lo antes posible.

2
Consulta y comenta!

avatar
1 Hilo de comentarios
1 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario más reciente
Hilo de comentarios mas popular
2 Comentario de los autores
EJS Abogados Fernando Martínez Comentarios recientes de los autores

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribete  
Nuevos Antiguos Más votados
Notificar a
Fernando Martínez
Invitado
Fernando Martínez

Hola, quería saber si de esta forma se consigue el cuidado personal provisorio de un hijo. Yo creo que estaría mejor conmigo que con su mamá.